noticia

La exposición de fotografía “Obscuria de Profundis” de Tolo Parra , que se encuentra en la sala Kursala de la UCA, amplía su permanencia hasta el 18 de septiembre 22 julio 2020


La Sala de exposiciones Kursala del Servicio de Extensión Universitaria del vicerrectorado de Cultura de la UCA, prorroga la exposición “Obscuria de Profundis” de Tolo Parra, hasta el 18 de seprtiembre,  en vista del  éxito obtenido y al cierre del centro del 3 al 21 de agosto.

 

La exposición que llenará las paredes de la Sala Kursala, podrá visitarse de lunes a viernes en horario de 9.00 a 14.30 horas, en el Edificio Constitución 1812 del campus de Cádiz. De forma paralela a la exposición, se publicará un nuevo número –  el 78 – de  Los Cuadernos de la Kursala.

 

“Obscuria de Profundis” de Tolo Parra está basada en la experiencia personal del autor.

Desde los albores de la humanidad la tiniebla de lo desconocido siempre estuvo presente. Desde la caverna al hombre moderno de las telecomunicaciones y la globalización, lo desconocido siempre ha formado y sigue formando parte del ADN de la especie. A lo largo de la historia el hombre ha intuido como un animal la presencia de un orden distinto, un mundo desconocido para su consciencia del que proviene y al que va en el misterioso río de la vida. Las religiones en todas sus manifestaciones son buena prueba de esta búsqueda. ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿a dónde voy? ¿qué lugar represento en el universo? ¿dónde iré cuando desaparezca? son preguntas que aún siguen sin responderse en su eco más profundo. Los chamanes en la antigüedad y los hombres de ciencia del hoy han intentado mitigar el desasosiego de la incertidumbre que provoca el desconocimiento de lo fundamental. En la actualidad la teoría de la relatividad parece proponer cada vez con más fuerza una hipótesis al menos lógica y factible sobre la mesa de la ciencia. La teoría de Einstein-Rosen sobre el posible viaje de la materia a través del espacio y el tiempo abren hoy una puerta que jamás imaginamos. Crear canales, los llamados “agujeros de gusano” por los que se comunica la materia a través del espacio y el tiempo, la existencia de una cuarta dimensión o los horizontes de sucesos son hoy paradigmas que acercan al hombre un paso más en sus ansias de conocer y dominar el medio en el que vive.

Quizás el hombre no haya hecho otra cosa desde su nacimiento como especie más que vagar en un desierto infinito de nada, una dimensión oscura y desconocida para su consciencia en el que su único destino sea la eterna búsqueda, aunque el resultado siempre sea obtener la contestación de que sigue sin saber nada y que el silencio sea la única respuesta que el infinito le concede.

De cualquier forma, parece que la única certeza es que el hombre nació en la tierra, pero su futuro son las estrellas, el universo y la incertidumbre de saberse solo en esta dimensión desconocida.


 

Durante el tiempo que la Sala Kursala  ha permanecido cerrada al público, el Servicio de Extensión Universitaria de la Universidad de Cádiz junto con el comisario de la sala, Jesús Micó, ha puesto en marcha dentro del ciclo KURSALA [Dúos] una serie de directos online, con conversaciones entre dúos de autores y autoras cuyas exposiciones habían pasado por este espacio físico.

 

 

Con entrada libre, la muestra podrá visitarse de lunes a viernes en horario de 9.00 a 14.30 horas.